Seleccionar página

 

LOS DIOSES PRIMORDIALES

Caos, el vacío.

Es la personificación del vacío. De él surgieron los principales dioses primordiales.

Para representarlo, a pesar de describirse, según los autores clásicos, como un ente sin forma, usé la forma de la figura humana, como un símbolo de perfección. No tiene rostro pero cuenta con un gran ojo central en su cabeza que simula el centro del universo y de la creación. Su cuerpo está cubierto con estrias que cambian constantemente.

Decidí representarlo con forma masculina para representar el vacío, ya que su contraparte sería el todo y, en mi opinión, lo representaría con forma femenina.

Gea, la tierra.

Esta divinidad representa maternidad y será muy importante en mitos posteriores. Fue la primera en nacer del caos y por ello, para mi forma su contraparte femenina, ya que es una divinidad que representa la vida, contraria al vacio.

Para su representación gráfica me he basado en una mujer bella, sabia y de edad avanzada, buscando ese arquetipo de «madre», coronada con flores y de largos cabellos para conectar con el mundo salvaje y natural. Su mirada es apacible y pacífica, aunque no siempre mostrará esta cara, pues ante cualquier peligro que amenace a cualquiera de sus hijos, luchará por ellos a toda costa.

Eros, el amor.

El más bello de todos los dioses, Eros representaba el amor y la pasión.

La imagen de Eros es muy icónica, con alas y portando el arco y flechas con los que induce al amor a quien acierte con ellas.

Urano, el cielo.

Hijo y consorte de Gea, fue creado para envolverla y protegerla. Según las descripciones clásicas Urano se curvaba sobre Gea y de esa manera formaba la bóveda celeste.

Urano fue la primera figura masculina que podríamos interpretar como opresora, ya que mientras Gea engendraba toda clase de seres, Urano es el que manifestaba cierta preocupación por alguno de esos seres, como son el caso de los hecatónquiros y los cíclopes. A la hora de desarrollar al personaje, me pareció importante darle esa presencia poderosa y decidida, con una mirada severa, en contraposición de Gea. 

Ponto, el mar circundante.

También fue hijo y consorte de Gea, con el que tuvo divinidades marinas.

Ponto es por tanto la primera divinidad marina, por lo que representarlo cubierto de algas, como un ermitaño algo primitivo, me pareció interesante.

Nicte, la noche.

Nix o Nicte era la representación de la noche, de la que surgieron muchas divinidades bajo la herencia del caos, tanto las que tuvo junto a ërebo, la oscuridad, como las que engendró por sí misma, de los que se cuentan Moro, el destino; Tánatos, la muerte plácida; o Hipno, el sueño, entre muchos otros.

El velo que la cubre por completo, su mirada fría y su vestimenta, que difiere de la de los otros dioses fueron los elementos claves para darle la sensación de misterio, algo que para mi significa esta divinidad.

 

Chronos, el tiempo.

Chronos era la personificación del tiempo y según la posterior teogonía órfica, esta divinidad existiría antes que Caos.

Al ser una entidad tan primitiva es usual representarlo como un anciano así como portando el reloj de arena, símbolo del tiempo. Las alas, que lo elevan a algo divino, también influyen en esta visión del dios, como un ente sabio y ancestral.

Si quieres saber más sobre la Era de los Primordiales tienes toda la información en este vídeo del canal Mitos & Leyendas Deconstruidos.

"